miércoles, 25 de mayo de 2016

Reseña de "Espadas en el fin del mundo", de Angel Miranda y Juan Aguilera

Año 1582. Las islas Filipinas están siendo azotadas por la piratería oriental; barcos coreanos, chinos y japoneses infestan sus costas, atacando y saqueando impunemente desde hace años. El más famoso de estos líderes piratas era conocido por los españoles como Tay Fusa, bajo cuyas órdenes luchaban bandidos y piratas de toda calaña pero también ronin, samuráis sin señor que habían terminado dados al bandidaje para sobrevivir.

Y con las guerras civiles que infestaban el Japón de la época, no era extraño que el gran número de estos guerreros errantes empujase a muchos a tales actividades. Así, una escuadra de estos piratas wako (piratas japoneses) ponía en peligro la navegación de las costas de Luzón y el río Cagayán.

El contra-ataque cayó en manos del veterano marino y soldado Juan Pablo de Carrión, quién, a sus casi setenta años, con cuarenta soldados debía hacer frente a mil piratas.

Y esta épica historia de guerra, honor, combates a vida o muerte, polvorea, espadas, sudor y sangre, salpicada con el exotismo de la ambientación y el enemigo y con unas gotas de leyenda, ha saltado a las viñetas de mano del dibujante Juan Aguilera y el guionista Ángel Miranda. Para sacar la publicación adelante se recurrió al mecenazgo a través de la página “Verkami” y se consiguieron recaudar más de veinte mil euros, cuadruplicando el objetivo inicial. Cuando supe del proyecto no pude evitar aportar mi granito de arena y así, finalmente, tengo el cómic en casa y con mi nombre entre “los verdaderos héroes”, la lista de mecenas que hay al final del mismo.


80 páginas en tapa dura y a todo color -el conjunto tiene una calidad estupenda, de verdad- nos narrarán las aventuras y desventuras de Juan Pablo de Carrión y los suyos. El dibujo es muy bueno, aunque pueda pecar a veces de algo plano o estático, complementa perfectamente la narración, muchas veces en grandes y trabajadas viñetas acompañadas solamente por los pensamientos de nuestro protagonista, viñetas que tampoco olvidan al otro bando, presentándonos una hermosa secuencia en la que el capitán español y el cabecilla japonés se van enfundando sus armaduras y armas, aprestándose para el combate, así como otra espectacular secuencia con el duelo a vida o muerte que ambos tendrán. Puntuaré la calidad artística con un notable, sin mucho que envidiar a obras punteras del cómic histórico, sobre todo si pensamos que es un proyecto a nivel casi personal, sin un estudio o una gran editorial detrás.


Las últimas páginas son unas útiles y agradecidas notas históricas para conocer más a uno de esos héroes casi desconocidos de nuestra historia en uno de los sucesos bélicos más curiosos que podamos imaginar: Espadas castellanas cruzándose con sables japoneses. La imaginación se dispara con solo pensar en ello.

En conclusión: Un estupendo cómic histórico que ni los amantes del mundo japonés ni de la Historia de España y su Imperio deberían dejar de añadir a sus bibliotecas particulares.

Título: Espadas del fin del mundo
Autores: Ángel Miranda (guión) y Juan Aguilera (dibujo y color)
Editorial: Auto-edición (2016)
Páginas: 80 (tapa dura)

No hay comentarios:

Publicar un comentario