miércoles, 18 de noviembre de 2015

Reseña de "Hellenikon" de Luis Villalón

Hace ya seis años que la editorial Evohé publico una pequeña joya en forma de novela, la cual merece bastante más reconocimiento del que ha tenido. “Hellenikon” recorre un periodo convulso en la historia de la Grecia clásica, las Guerras Médicas, donde las póleis libres se enfrentaron contra los invasores persas.

Nuestro protagonista, Arimnesto el espartano, el ateniense, está creado sobre mimbres históricos a los que el autor dota de una gran verosimilitud. Seguiremos su tumultuosa existencia y sus azarosos viajes, acompañados siempre por continuas reflexiones sobre la sociedad, la política, la religión y la voluntad de los dioses, la libertad, la vida y la existencia misma...

El joven espartano, acostumbrado a pensar demasiado por su cuenta, se encuentra perseguido por los suyos, apátrida, recorriendo la Grecia de la época hasta encontrar un hogar en Atenas, ciudad que deberá defender contra los ejércitos persas y cuyas tropas comandará en la decisiva batalla de Platea.

Autor y premio
Y todo ello en poco más de 200 páginas, siendo una de las grandes virtudes -y quizás, su único defecto también- de la novela que te deja con ganas de 50 o 100 páginas más sobre las andanzas del protagonista, personaje muy carismático y bien construido , y del que realmente cuesta despedirse.

El autor, Luis Villalón, es todo un experto en la Grecia antigua, y eso se nota en cada página, las cuales transpirar amor y saber sobre aquello que se está escribiendo, unido además a una escritura que conjuga a la perfección el detalle y la amenidad, la introspección y la acción. Y repito, todo en menos de 300 páginas, Ya podrían muchos escritores a prender a contar tanto y tan bien en tan poco. Y esta es, por ahora, su única novela publicada y con la que ganó el premio Hislibris a "mejor autor novel" en 2009.

Como ya dije en su momento en Hislibris: “En casi todas las novelas pienso que faltan páginas, en esta me habrían gustado 100 más repartidas a lo largo de ella (pero no en blanco, tan bien escritas e hiladas como las demás). Gustosamente habría pagado el doble por el doble.”

Valga esta breve publicación para hacer los honores de una breve novela, una de las más divertidas que he leído nunca.  

Podéis leer otra reseña de esta novela en Hislibris.

2 comentarios: