lunes, 30 de noviembre de 2015

Reseña de "Águilas y cuervos" de Pauline Gedge

Desde que en noviembre de 2008 leí en Hislibris la reseña de “Águilas y cuervos” he deseado poder hacerme con ella para leerla. Sin embargo no era tarea fácil ya que en esas fechas era ya una novela descatalogada, que fue reseñada debido a que era una de las novelas favoritas de Valeria, colaboradora de la web y amante del mundo romano y britano. Ella misma se disculpaba por ponernos el caramelo en la boca, siendo como era un libro muy difícil de conseguir, y así hemos estado muchos años sin poder hincarle el diente lector.

Por suerte, ediciones Pàmies continúa con su política de reeditar títulos clásicos de la novela histórica que ya no pueden encontrarse en el mercado. Lo hizo con “El asirio” y “La estrella de sangre”, las aclamadas novelas de Nicholas Guild ambientadas en el Próximo Oriente y también comentadas con elogios en Hislibris. Así, ha llegado a nuestras librerías una estupenda edición de la novela de Pauline Gedge, acercándonos de nuevo un título que está entre los mejores ejemplos de su género. Esta autora neozelandesa es más conocida por sus novelas del Antiguo Egipto -de las que sólo he leído “La dama del Nilo” y puedo decir que, aunque estaba bien escrita, esta que reseño me parece muy superior-.

En sus 800 páginas acompañaremos a los principales líderes de la resistencia tribal contra las legiones romanas y su avance por las verdes y agrestes tierras de Britania. Personajes históricos como Caractaco (Caradoc), Boudica o Cartimandua son los que llevarán el peso argumental de la historia, sin olvidarnos de sus compañeros y familiares, así como sin dejar de lado el punto de vista de los romanos y sus principales dirigentes militares. Y ese es otro punto fuerte: no es una novela de buenos y malos, es una historia de un enfrentamiento entre dos bandos antagónicos cuyos personajes se mueven en una escala de grises bastante amplia, están bien desarrollados y tienen sus valores y motivaciones. No hay “buenos buenos” ni “malos malos”. Los romanos son invasores, sí, pero no son malvados de opereta que se dedican a matar y saquear por que sí, y sólo algún personaje secundario es más ruin de la cuenta (y es algo que incluso las fuentes clásicas afirman, así que es algo bien adaptado a la novela). Batallas, historias personales de superación, de amor, rencillas familiares, intriga, todo cabe en el libro.

Boudica, por Peter Dennis
La calidad literaria de la novela es altísima, tanto en la escritura como en la narración; las descripciones de lugares y ambientes, de la vida cotidiana de estos pueblos celtas son muy completas y creíbles y acompañan al desarrollo de los personajes. El mundo romano y el de sus legiones está bien plasmado dentro del papel secundario -pero importante- que tienen dentro de la historia. Eso sí, nos encontramos con una novela para leer con calma para poder disfrutar bien de cada página; no tiene un ritmo endiablado ya que más bien la historia va fluyendo paso a paso, con calma, hasta que de vez en cuando la acción estalla. Por poner un ejemplo, sería capaz de compararla con el estilo narrativo de “El Señor de los Anillos”, donde los paisajes, los viajes y las costumbres de diversos pueblos están imbricadas dentro de la narración, siendo una parte fundamental de ella.

En conjunto: Gran ambientación, excelente estilo literario, buenos personajes, batallas, pasiones, la novela tiene todos los ingredientes para ser considerada uno de los clásicos del género, fama que tiene totalmente merecida. Una de las mejores novelas históricas (re)editadas este 2015, sin duda alguna. Si os gusta la novela histórica, o simplemente las buenas historias, una lectura que no podéis dejar pasar.

Título: Águilas y cuervos
Autora: Pauline Gedge
Editorial: Pámies (2015)
Páginas: 816 páginas

1 comentario:

  1. Me la a cabo de bajar luego de tu reseña. A la cola de lectura.

    ResponderEliminar