miércoles, 22 de octubre de 2014

Reseña de La hija del Nilo, de Javier Negrete

Recientemente he finalizado la lectura de esta novela, la cual he disfrutado bastante, y es por ello que decidí reseñarla para el blog. Podéis leer otra crítica a la misma en Hislibris donde también le realizaron una entrevista virtual.  

Hace muchos años estuve suscrito a una colección de novela histórica de Planeta de Agostini de la que unos títulos me interesaron y otros no. Entre los libros que acabaron sin ser leídos había uno del escritor franco-árabe Gilbert Sinoué titulado “La hija del Nilo”. Cleopatra nunca ha sido un personaje histórico que me haya llamado demasiado la atención, al menos nunca más allá de su relación con la historia de la Roma de finales de la República.

Años después leo que Javier Negrete publica una novela titulada “La hija del Nilo”, dedicada también a la figura de Cleopatra. Aunque Negrete es un escritor muy solvente y entretenido -me gustaron mucho títulos suyos como “Salamina”, “Señores del Olimpo” y “Alejandro y las águilas de Roma”- esta novela no despertó en mí demasiado interés. ¡Si es que se llamaba igual que una novela de la misma temática que no leí ni habiéndola comprado! Pues eso, que la dejé pasar. Y así fue hasta que, otra vez, un tiempo después la encuentro en la sección de ofertas de unos grandes almacenes a 5,95 (curiosamente lo que me costó la novela de Sinoué en la mencionada colección).

No teniendo demasiadas novelas de romanos por leer en casa la compré... y la leí. Fue un gran. Se nos narra aquí la historia de la joven princesa de Egipto Cleopatra hasta su encuentro con uno de los hombres que dirigirán el destino de Roma; ¿lo adivinan? Sí, Cayo Julio César. Y es que ambos se reparten protagonismo a lo largo de las páginas. Pese a ser dos personajes tan trillados, Negrete consigue hacerlos interesantes, carismáticos, sin que falte una pátina de idealización que al menos no molesta tanto como en otras novelas.

Javier Negrete
Seguiremos a César en su pugna con Pompeyo Magno, presentándonos a César como una figura en la que se combinan a su vez un paladín de las libertades y el menor de dos males para una agónica República controlada por unos oligarcas corruptos y ambiciosos que no están dispuestos a perder sus privilegios. Las batallas, aunque no demasiado extensas, están muy bien narradas y son muy emocionantes, uniéndose al reparto de protagonistas el legionario Furio y un brutal secundario en la persona del centurión Casio Esceva-mencionado por César en sus escritos- quién parece una especie de Terminator romano. Mención especial a la batalla de Farsalia. Se nota que Negrete ha manejado muy mucho las fuentes históricas -de las que nos habla al final de la novela- y la narración es muy sólida y convincente, quedando claras las motivaciones de César al tomar tales o cuales decisiones.

Sin embargo, lo que sabemos sobre Cleopatra es más bien poco ,y aquí el escritor se permite construirla a su gusto, desde una joven muy inteligente y enamorada de su país hasta terminar siendo la política consumada e intrigante tras enfrentarse a la cruda realidad de los problemas dinásticos de Egipto en la forma de un tiránico hermano; conoceremos a toda la familia real egipcia y como esta marcó a Cleopatra a lo largo de su juventud, entre ellas destacando la presencia de su abuela Neferptah quién la inicia en las tradiciones religiosas y místicas del país, y que lanzará una profecía la cual acompañará a la protagonista a lo largo de la novela. La inclusión de este aspecto místico está realizada con tal sutileza que el lector puede pensar lo que quiera: los antiguos dioses favorecen a Cleopatra o simplemente tuvo buena suerte en los momentos decisivos de su vida.

Finalmente las historias de César y Cleopatra se entrecruzan... y ahí acaba la novela, dejando la puerta abierta a una continuación (o continuaciones) aunque nada se sabe de forma oficial. El problema es que Negrete tiene tantos frentes novelísticos abiertos que anteriores novelas suyas de hace años aun esperan esas continuaciones que parecen no llegar nunca, como si fueran proyectos abandonados.

Final aparte, es una novela sólida y bien escrita por alguien con oficio y que sabe lo que hace tanto desde el punto de vista de la historia como de la Historia, y aunque es la que menos me ha gustado de su autor me sigue pareciendo bastante por encima de la media de lo que puede encontrarse en las estanterías de las librerías y bibliotecas hoy día.

Título: La hija del Nilo
Autor: Javier Negrete
Editorial: Espasa (2012)
Páginas: 559

2 comentarios:

  1. De Negrete he leído sus ensayos... El de los Griegos, que me gustó mucho y el primero sobre Roma, que me gustó menos. Tengo pendiente hacerme con Salamina... pero no he leído ninguna novela.

    ResponderEliminar
  2. Coincido con lo que comenta Vorimir. Las novelas de Negrete son muy ágiles, se leen con facilidad, enganchan y dejan buen sabor de boca, literariamente hablando. Sin ser joyas literarias, si podemos decir que son novelas para disfrutar, con un buen ritmo, buenos personajes, buenas tramas y buena prosa. Muy recomendables

    ResponderEliminar