miércoles, 23 de marzo de 2016

Reseña de "Hijos del dios binario", de David B. Gil

“Hijos del dios binario” es la primera novela física del autor andaluz David B. Gil. Y digo física, ya que desde hace unos años, su “El guerrero a la sombra del cerezo” (de la cual tendremos también edición física el año próximo) es uno de los grandes éxitos de Amazon España, obra por la que fue finalista al premio Fernando Lara y ganador como mejor autor novel en los Premios Hislibris

Así, no es de extrañar que su fichaje editorial, acompañado de nueva novela, haya levantado tanta expectación, sobre todo si le añadimos un cambio de registro con el que el autor salta de la novela histórica y de aventuras al thriller tecnológico aliñado con buenas dosis de ciencia ficción.

Yo, como lector, he leído ocasionalmente ciencia ficción y thriller, pero no son mis géneros más trabajados; sí debo decir, que igualmente, suelo disfrutarlos bastante. La novela de David B. Gil no ha sido una excepción: Ambientada en un futuro cercano, con el que es más que fácil sentirse identificado, la periodista Alicia Lagos y el “hombre para todo” Daniel Adelbert se ven envueltos en la arriesgada investigación de algo llamado proyecto Zeitgeist, misión en la que sus vidas estarán en constante peligro. Y hasta aquí puedo leer para no tener que destripar mucho más la trama.

La ambientación de este futuro que nos plantea el autor, la propia novela, beben de fuentes tan dispares como complementarias como el manga y anime (Akira, Ghost in the shell), George Orwell y su 1984, El juego de Ender, Phillip K. Dick, Black Mirror, la saga Millenium y las novelas y películas de investigación periodística y de espionaje al estilo Michael Crichton, Tom Clancy o Robert Ludlum. Todo junto (y teniendo en cuenta que hay otras muchas influencias que no he citado y que -directamente- no he apreciado por no ser un auténtico fan del género-) da como resultado un cóctel con esa fuerte base de novela de misterio e investigación, pero tan bien aderezada con escenas de acción, reflexiones sobre el mundo actual (y futuro), la tecnología, la existencia humana y su conciencia.


Una novela que se bebe más que leerse, estupendamente escrita, muy trabajada, que seguro será uno de los grandes éxitos de este año editorial. Si el cerebro necesita oxígeno para funcionar, mi mente lectora necesita libros como este para oxigenarse. Tanto que he decidido pasarme a la ciencia ficción por una temporada.

Título: Hijos del dios binario
Autor: David B. Gil
Editorial: Suma de letras (2016)
Páginas: 576

No hay comentarios:

Publicar un comentario