miércoles, 20 de enero de 2016

Reseña de "Okko" de Hub

Okko es un ronin, un samurái sin señor, que vaga por las tierras del imperio de Pajan, un mundo fantástico similar al Japón feudal, dividido en multitud de provincias y misteriosos archipiélagos (de hecho Japón en inglés es “Japan” y de ahí a Pajan...).

En sus viajes va acompañado por el poderoso cazador de monstruos Noburo, quién oculta su identidad tras una máscara roja, y por el vividor monje Noshin. Los tres son contratados por un joven muchacho llamado Tikku, a quién Okko no tardará en tomar bajo su protección, para tratar de poner fin al secuestro de su hermosa hermana mayor.

Y así arranca esta historia, la cual fue ya publicada en sus inicios en el 2005 por la editorial Rossell en su formato inicial: La saga estaría divida en cinco ciclos (Agua, Tierra, Aire, Fuego y Vida), cada uno estaría formado por dos tomos del comic (para un total de ocho números). Con el paso de los años, la publicación se estancó y nos quedamos sin poder leer en español El Ciclo del Fuego, los cuales continuaban andanzas de nuestros protagonistas.

Por suerte, Yermo ediciones ha decidido poner punto y final a ese grave problema para los seguidores de Okko y, tras hacerse con los derechos de la serie, publicó en un formato muy acertado -tomo único- el Libro del Fuego, y ha comenzado a publicar la saga desde el principio de la misma forma: Tenemos los dos antiguos volúmenes del Ciclo del Agua en un sólo tomo por 25 euros, cuando por separado cada uno rondaba entre los 15-18 euros. Así, una edición mucho mejor para nuestros bolsillos y más manejable a la hora de leerla y guardarla.

Su autor, Hub (pseudónimo de Humbert Chabuel), es un famoso artista francés, quién fue uno de los encargados del diseño de la película “El quinto elemento”, encargado de dar forma a las páginas de la saga, coloreadas con la ayuda inestimable de Stéphane Pelayo. Las ilustraciones tienen una conseguida mezcla entre el manga (Hub se declara admirador de la obra Hayao Miyazaki) y el comic europeo y la narración es muy fluida, sin ahorrarnos violencia y erotismo aquí y allá.

Así, estamos ante un comic de aventuras exóticas, con páginas llenas de duelos de katanas y monstruos sobrenaturales salidos de la mitología oriental, en un mundo fantástico basado en el Japón de los samuráis al estilo de otros como Rokugan de “La leyenda de los 5 anillos” o las novelas de “La leyenda de los Otori”.
Por lo tanto, una obra recomendada a los amantes del mundo de los samuráis y las aventuras de capa y espada más tradicionales. Hermosas ilustraciones, acción, aventuras, magia y exotismo: poco más se puede pedir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario