domingo, 26 de enero de 2014

Reseña de "Dacia: The Roman Wars. Volume I" de Radu Oltean

La declaración de intenciones del ilustrador rumano Radu Oltean -conocido en España por su trabajo en la revista Desperta Ferro- en el prólogo ya lo honra, ya que nos cuenta que con este libro busca dar una visión innovadora sobre las Guerras Dacias tratando de eliminar la capa de nacionalismo que impregna esta etapa de la historia de Rumanía, para así poder acercarle estos sucesos al público de aficionados a la Historia en general. 

Se aleja de especulaciones, apoyándose siempre en otros estudios y en evidencias arqueológicas siempre que sea posible, y si no lo fuese añade un “se cree” o “se supone” antes de afirmar nada; El libro está a la altura de estas intenciones. Las ilustraciones son muy coloristas y detalladas, sobre todo en las figuras en primer plano, tendiendo a difuminar o esbozar las que se encuentran “de fondo”, dando un efecto muy curioso al total y ayudándonos a centrar la vista en las partes importantes, aunque podamos pensar que el conjunto pueda perder algo de profundidad.


Así pues, bellamente ilustrado y repleto de fotografías a color, recuerda en cierto aspecto -en sus forma y diseño- al clásico “Greece and Rome at war” de Peter Connolly. Sin embargo no es un libro sobre el ejército romano y se presuponen ciertos conocimientos entre los lectores. No hay diagramas ni explicaciones sobre su estructura y equipamiento, sus tácticas y sus armas de asedio. Por lo tanto, los libros de Peter Connolly -tales como el mencionado “Greece and Rome at war”, “The legionary” o “The cavalryman” o bien el conocido “The Roman Army from Caesar to Trajan de Michael Simkins - serían grandes lecturas de apoyo para refrescar conocimientos sobre el ejército romano de la época de forma rápida y fácil.

Sí hay algunas páginas dedicadas a los dacios, relatándonos sus orígenes y sus primeros conflictos con los romanos, tanto bajo Burebista como la guerra contra Domiciano-, aspecto, las distintas etnias que componían el pueblo de los dacios -en la que se habla sobre la polémica entre los buros dacios y los germanos-, descripciones de sus fortalezas montañosas -acompañadas de ilustraciones-, la metalurgia dacia, etc... 

Algo que por desgracia se da uno cuento leyendo este libro es la cantidad de otras obras de historiadores rumanos dedicadas a este periodo y que no han sido traducidas -ni al inglés ni al español- por lo que hay mucha investigación histórica fuera del alcance de buena parte de los historiadores europeos. Llama la atención la afirmación de que los dacios no luchaban con el torso desnudo, como tan típicamente se les presenta en las ilustraciones de Connolly, P. Dennis, Angus McBride o de R. Embleton, achacando ese “tópico” a las metopas de Adamclisi, las cuales -según Radu Oltean- representaban pueblos germanos y tracios. La teoría es interesante, pero las representaciones de este monumento son tan interesantes que han dado para otras muchas teorías, tanto que merece un artículo sólo para hablar de él ya que tiene tantos puntos a favor como en contra.

Hay también una parte del libro que analiza las posibles rutas de las tropas de Trajano hacia el interior de la Dacia basadas en la topografía y en los restos de campamentos de la época encontrados así como los preparativos de Trajano y sus trabajos de fortificación y mejoras de las comunicaciones en el Danubio. El libro habría venido muy bien para completar artículos anteriores, los cuales posiblemente termine revisando y completando con la información presentada por Radu Oltean.

Se intenta encontrar en esta obra un sentido a las escenas de la Columna de Trajano, buscando coherencia entre ellas y otras fuentes para narrar la batalla de Tapas, la campaña invernal de Decébalo y la conquista romana de las montañas con la que concluye la primera guerra.



Cubre únicamente la Primera Guerra Dacia, y un nuevo volumen -el cual se publicará este año o el próximo- se encargará del segundo conflicto, poniendo fin así al recorrido sobre estas sangrientas conquistas romanas. El segundo volumen será una compra segura ya que este libro es una gran sorpresa en cuanto a calidad de ilustraciones, diseño y maquetación como a claridad expositiva y rigor histórico. Si os lo estáis preguntando, el libro sólo puede conseguirse en inglés o rumano y quedan tan pocos ejemplares que es el propio autor quién está gestionando la venta de los últimos. 

Si estáis interesados podéis contactarlo en su e-mail art.historia@gmail.com. Yo he gestionado la compra de dos ejemplares y los hemos recibido sin problema y muy rápidamente, siendo su autor además una persona muy amable y de buen trato (no tiene ningún problema en enviar el libro dedicado y firmado a quién se lo pida e incluso me envió el mio antes de que me hubiese dado tiempo a pagárselo). No se necesita un gran nivel de inglés para leer los textos, los cuales están redactados de forma clara y concisa y evitando llenarlos de tecnicismos. Si estáis habituados a leer obras tipo Osprey y similares, o los mencionados libros de Connolly en la lengua de Shakespeare no tendréis ningún problema con esta.


Como aspecto “negativo” decir que es un libro de 150 páginas en formato grande pero de tapa blanda -por eso su precio es tan asequible- pero la calidad del papel -satinado- es muy buena. Un detalle menor este de la tapa blanda, comprensible además al ser una edición costeada en parte por el propio autor y que ayuda a que el precio del libro sea tan bueno (20 euros). Algo comprensible y que no es totalmente negativo si ayuda a abaratar costes sin perder demasiada calidad en el acabado. Se nota el mimo, la dedicatorio y el esfuerzo que hay detrás-

Por lo tanto, un trabajo excepcional, al que el autor ha dedicado muchos años de trabajo, que me deja esperando con muchas ganas la publicación de su segunda parte, la cual estoy seguro será tan buena como esta.

Podéis seguir el trabajo de Radu Oltean en su blog:

3 comentarios:

  1. Felicidades por la nueva sección Vori. Se presenta interesante.

    ResponderEliminar
  2. Los mapas están muy bien, y la maquetación, correcta en general, conserva un envidiable equilibrio entre texto e imágenes de apoyo (o a la inversa, que uno es siempre muy visual). Las ilustraciones del autor van a mejorar mucho en nuevas entregas, visto lo voluntarioso que se muestra el autor.
    Buena adquisición.

    ResponderEliminar
  3. Gracias chicos.
    Desde luego Lopekan, sus ilustraciones cada vez son mejores, no hay más que ver sus trabajos para Desperta Ferro y algunas de las que incluye en el libro. El segundo tomo promete mucho.

    ResponderEliminar