viernes, 23 de julio de 2010

Reseña de "Tropas del espacio" de Robert A. Heinlein

El ser humano se ha extendido por el espacio y ahora se ve enfrentado en una cruel guerra contra "los Chinches", una raza alienígena de seres insectoides. Johnny Rico es un joven cadete de la Infantería Móvil que se prepara en cuerpo y alma para el conflicto.


Si tenéis en mente la película de hace ya unos años deciros que pocas similitudes más guardan, aparte de la crítica social que uno pueda extraer de la película y de la novela, por que en ambas las hay, aunque mucha gente no haya querido verlo así.

La película (subtitulada “Brigadas del Espacio”), dirigida por Paul Verhoven (Robocop, Instinto Básico), no es solo un despiporre de tiros, guerra, monstruos y jovencitos alocados. Critica a los medios de comunicación cuando se convierten en medios de atontamiento social y lavado de cerebro, al militarismo exacerbado y al “American Way of Life”, todo envuelto en unos muy buenos efectos especiales (diez años después aun lucen bien), y, por qué no decirlo, en una historia tópica. Sé que mucha gente despotrica cuando hablan ella, pero que quieren que les diga, para gustos colores, y la película me gustó mucho cuando la vi en su momento en el cine; no fue hasta años después que me hice con la novela que paso a comentar.

Muy entretenida novela de ciencia ficción que agradará a los amantes del cine bélico y la historia militar. Además, este libro ha sido una muy clara influencia de videojuegos y juegos de mesa (Starcraft, Battletech, Warhamer 40k...) al presentarnos una humanidad cuyos soldados luchan vistiendo armaduras robóticas de combate (Marines Espaciales en el universo del Warhammer 40.000 y de Starcraft, Elementales y Mechas en el de Battletech...) y la despiadada raza de criaturas alienígenas que pretender arrasarlo todo (Zergs en Starcraft, Tiranidos en Warhammer 40.000...).

Sin embargo, el libro es mucho más que eso pues muchas veces la guerra no es más que un telón de fondo y la raza de los Chinches está apenas esbozada; a través de las vivencias del joven Rico (que en el fondo no son más que las vivencias de cualquier soldado del siglo XX) nos enfrentamos a una sociedad dirigida por el estamento militar, donde sólo aquellos que han servido en el ejército al menos dos años tiene voz y voto en la sociedad: Son Ciudadanos frente a los simples Civiles.
En las clases de Historia y Filosofía Moral del profesor Du Bois veremos tratados temas tan candentes como la delincuencia juvenil, el nacionalismo, la guerra, el significado de ciudadanía, humanidad y muchas otras cosas.

Robert A. Heinlein
Un libro para disfrutar y darle vueltas a su contenido.. pese a haber sido criticado por militarista y fascistoide, quizás debido a lecturas rápidas y sin pensar mucho en lo que subyace debajo del propio libro donde críticas veladas al militarismo si se sabe leer entre líneas. Y es que es un libro complicado. En principio nos presenta un mundo futuro en el que se desarrolla una guerra espacial en la que la humanidad lucha por sobrevivir, si bien no es esto de suma importancia. La narración es la vida de un soldado de a pie, de toda su formación y ascenso, pero tampoco parece esto lo realmente importante del libro. Por detrás queda un mensaje sobre la sociedad que defiende este soldado y sobre el tipo de humanidad que se enfrenta a la amenaza de otras especies. He leído comúnmente que se trata de ideología fascista, cuando no es así. No es una democracia universal, por supuesto, y está claramente cimentada en el militarismo, pero no es una sociedad fascista. Es una democracia si podemos llamar democracia a la Esparta de las Guerras del Peloponeso, donde los Hoimoi son aquellos civiles que han servido en el ejército y los Hilotas sean los civiles que no lo han hecho. Es una forma curiosa de gobierno, pues realmente los militares no son los que toman las decisiones políticas, pero todos los que las toman han sido militares. No creo que sea un tipo de sociedad que funcionase, pero eso queda para aquellos que lean el libro.

Una interesante obra de ciencia ficción, sin duda, una reflexión muy interesante sobre la sociedad y sobre los hombres. Que no falte en vuestras bibliotecas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario